El pensamiento y los informes integrados requieren asesores de confianza: cómo guiar a sus clientes de SME

Mats Olsson, Giancarlo Attolini | August 3, 2017 |

Available Languages: English | French | Spanish

El marco internacional de informes integrados del Consejo internacional de informes integrados define el pensamiento integrado como: “La consideración activa por parte de una organización de las relaciones entre sus diversas unidades operativas y funcionales y los ‘múltiples capitales’ que la organización usa o afecta. El pensamiento integrado lleva a la toma de decisiones y acciones integradas que consideran la creación de valor a corto, mediano y largo plazo”.

El marco define los informes integrados como “un proceso fundamentado en el pensamiento integrado que se traduce en un informe periódico integrado de una organización sobre la creación de valor a lo largo del tiempo y las comunicaciones acerca de aspectos de la creación de valor”.

Por lo tanto, se espera que los informes integrados comuniquen de manera concisa la estrategia, el gobierno de la entidad, el resultado y las perspectivas de una organización que llevan a la creación de valor a lo largo del tiempo. IFAC cree que los contadores deben considerar el uso de informes integrados como base o marco para el asesoramiento estratégico a sus clientes o empleadores de pequeñas y medianas empresas (SME) (consulte el artículo reciente de Global Knowledge Gateway para obtener más información).

El asesor de confianza

¿Quién mejor que un contador profesional, como asesor de confianza, para asumir este objetivo de pensamiento integrado? Normalmente, ningún otro actor  conoce a una empresa mejor que el profesional de la contabilidad, que posee una profunda comprensión y conocimiento del negocio del cliente. ¿Por qué no hacer un mayor uso de ese conocimiento y de esa comprensión para el beneficio del cliente?

Con el pensamiento integrado, los clientes pueden comprender mejor su propio negocio. Y, una mejor comprensión de éste, conduce inevitablemente a una mejor toma de decisiones y mejores resultados empresariales. Se ha sabido que la comunicación de este comprensión desde esta nueva forma de pensar, rompe los “silos” internos, garantizando que la información fluya completa y libremente entre las diferentes partes de una empresa.

Cuando eso sucede, los clientes comenzarán a ver el negocio bajo una nueva óptica y también lo hará el resto del mundo. Su negocio podría tener un mejor desarrollo no solo a corto plazo sino a lo largo del tiempo, ya que el pensamiento integrado produce una creación de valor sostenible, constante y a largo plazo. Hoy en día, la mayoría de las personas se da cuenta de que hay pocas empresas que sean sostenibles sin innovar y administrar efectivamente los recursos limitados a su disposición. Y no se trata solo del balance final. Los proveedores exigen entregas que sean respetuosas con el medioambiente, los empleados exigen desplazamientos por negocios respetuosos con el medioambiente, los bancos exigen un enfoque a largo plazo, etc. Es hora de que las SME tengan un pensamiento integrado y que tal vez consideren generar informes con información distinta  de sólo cifras históricas de su balance de situación o estado de resultados.

Claramente, en un futuro próximo, el valor de las empresas irá más allá del capital financiero. Los capitales intelectuales, humanos, sociales, naturales y manufacturados son igualmente esenciales para entender cómo las empresas pueden aumentar su valor de manera sostenible.

Como profesional de la contabilidad y asesor de confianza, puede ayudarlas.

¿Cómo? Un buen primer paso es identificar cuáles de sus clientes pueden adaptarse a este tipo de pensamiento no tradicional. No todas las empresas están listas o se beneficiarán de ello.

Clientes potenciales

¿Qué tipo de clientes debo considerar? Los clientes que pueden ser receptivos al pensamiento integrado y, en última instancia, a los informes integrados, serán aquellos que tienen una amplia red de partes interesadas, tanto externas como internas. Los ejemplos en el ámbito externo incluyen la sociedad en general, las comunidades locales, los bancos y los proveedores. Las partes interesadas internas incluyen los empleados, en particular la fuerza laboral millennial, que cada vez más prefieren a los empleadores con modelos de negocios que generan valor. La necesidad de atraer y retener talento puede ser una buena razón para iniciar este proceso de pensamiento integrado.

Los informes integrados requieren implícitamente la adopción del pensamiento integrado. Los clientes o entidades innovadores que estén dispuestos a proponer un cambio estructural a su modus operandi podrían estar dispuestos a introducir un enfoque integrado en la forma en que operan.

Estos son solo algunos ejemplos que debe considerar al revisar su propia lista de clientes para identificar aquellos que pueden beneficiarse del pensamiento integrado y de los informes integrados.

Empresas y entidades prestadoras de servicios públicos

Las entidades que administran jardines de infancia, escuelas, etc. o aquellas que brindan atención médica o servicios para personas mayores o discapacitadas, incluso en algunas jurisdicciones, las entidades organizadas como empresas sociales suelen ser pequeñas o medianas, tienen muchas partes interesadas y también tienen cierto nivel de dependencia de las contribuciones de la sociedad en general.

¿Qué pasaría si, junto con su estado de resultados, también comunicaran, por ejemplo, cuántos niños se han atendido, el coste por niño, cuántos dientes se han examinado? El objetivo es informar a las partes interesadas sobre lo que hace la compañía además de ganar (o perder) dinero, pero de una manera más mensurable. El pensamiento integrado puede no solo ayudar a mejorar los procesos dentro de la entidad, sino también a demostrar a los interesados cómo aspira a crear valor para la comunidad en la que opera y, por lo tanto, su importancia.

Servicios públicos locales

Las empresas que prestan servicios públicos (por ejemplo, agua potable, electricidad, gas, calefacción, transporte público y recolección y tratamiento de residuos) en muchas partes del mundo siguen siendo empresas locales relativamente pequeñas o, independientemente de su tamaño, tienen una multitud de partes interesadas en las comunidades locales en las que prestan servicios.

Firmas de servicios profesionales

Las empresas basadas en el conocimiento que venden servicios, podrían beneficiarse de su capacidad para medir y comunicar cuántas horas de educación y capacitación al año reciben sus empleados y a qué coste. Esta información puede ser de particular interés para futuros clientes y empleados. El pensamiento integrado también puede ayudarles a explicar su modelo de negocio a posibles inversores u otros proveedores de capital.

Empresas de transporte

Las compañías de transporte podrían comunicar cuánta energía se consume en un año y relacionar esa cifra con el coste directo y cómo se usó esto eventualmente para crear valor. Para mejorar la relación entre coste y consumo, los conductores podrían recibir capacitación sobre manejo ecológico y otros consejos para ahorrar combustible, que podrían medirse e informarse a los clientes y otras partes interesadas.

Otros

Si bien estos ejemplos cubren principalmente el sector de las SME, no olvidemos a las organizaciones sin fines de lucro. Estas organizaciones generalmente tienen una amplia red de donantes, voluntarios y socios comunitarios, así como gobiernos locales/regionales/nacionales que constituyen sus partes interesadas. Comunicar cómo crean valor y se esfuerzan por obtener lo mejor y lo máximo de cada centavo es de importancia fundamental para ayudarles a desarrollar, recolectar nuevos fondos y asegurar las finanzas.

En última instancia, todas las empresas y organizaciones sin fines de lucro que tienen como objetivo responder de manera significativa y responsable a sus partes interesadas (interna y externamente) y, en el proceso, impulsar la creación de valor a corto, medio y largo plazo, encontrarán que el pensamiento integrado es el camino a seguir. Este sistema de pensamiento, que se refleja en los informes integrados, será de indudable valor para la sostenibilidad en los próximos años.

Como parte del proceso de pensamiento integrado, los contadores, como asesores de confianza, también pueden contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, especialmente los objetivos 12 y 13, el consumo y la producción responsables, y la acción climática (consulte la Agenda de desarrollo sostenible para 2030: un resumen de la contribución de la profesión contable de IFAC para obtener más información sobre cómo la profesión contable puede y debe contribuir al logro de los objetivos).

Para obtener más información sobre las SME y el pensamiento integrado, consulte Cómo crear valor para las SME a través del pensamiento integrado: los beneficios de los informes integrados .

Mats Olsson

Partner, Adrian & Partners AB

Mats Olsson is partner and one of the founders of Adrian & Partners AB. Adrian & Partners is a medium-sized practice in Gothenburg, Sweden, that works primarily with small- and medium-sized owner-led client companies. He has higher education in accounting as well as business law. Mr. Olsson was previously the Deputy Chair of  the IFAC SMPC and chair of its Task Force for Small Business Support. See more by Mats Olsson

Giancarlo Attolini

Past Chair, IFAC SMP Committee

Giancarlo Attolini is the past chair of the IFAC Small and Medium Practices (SMP) Committee and founding partner of Attolini Spaggiari & Associati Studio Legale e Tributario, an accounting, tax, and law firm in Reggio Emilia, Italy. See more by Giancarlo Attolini

Join the Conversation

To leave a comment below, login or register with IFAC.org

Thank you for your interest in our publications. These valuable works are the product of substantial time, effort and resources, which you acknowledge by accepting the following terms of use. You may not reproduce, store, transmit in any form or by any means, with the exception of non-commercial use (e.g., professional and personal reference and research work), translate, modify or create derivative works or adaptations based on such publications, or any part thereof, without the prior written permission of IFAC.

Our reproduction and translation policies, as well as our online permission request and inquiry system, are accessible on the Permissions Information web page.

For additional information, please read our website Terms of Use. ALL RIGHTS RESERVED.