IFAC's Points of View

MAYOR TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS EN EL SECTOR PÚBLICO

El sector público es una parte esencial de toda economía[1]. Los Gobiernos gastan grandes sumas de dinero público en una variedad de servicios e infraestructuras para sus ciudadanos. Y en momentos de crisis, como la crisis financiera mundial de 2008 y, más recientemente, la pandemia mundial de COVID-19, los Gobiernos recurren cada vez más a medidas de política fiscal para respaldar los sistemas sociales públicos de infraestructuras y de salud, y proporcionan asistencia económica directa a las empresas y a los ciudadanos a través de medidas como la ayuda compensatoria y el seguro de desempleo. Únicamente los Gobiernos pueden brindar este tipo de asistencia a gran escala durante estas crisis.

En todo el mundo, las entidades del sector público enfrentan muchos desafíos, como el aumento de la demanda de servicios de alta calidad, la obsolescencia de las infraestructuras, la competencia fiscal[2], la escasa base fiscal, la pérdida de confianza[3] y el impacto de los cambios demográficos que provocan déficits de financiación para los regímenes de pensiones y prestaciones sociales.[4]

Mientras los Gobiernos lidian con prioridades contrapuestas, deben tomar decisiones importantes con el objetivo de que las medidas a corto plazo se tomen con la debida atención a la sostenibilidad financiera y la resiliencia a largo plazo. Las decisiones que toman los Gobiernos hoy tendrán un impacto en las generaciones venideras[5] y repercutirán en las futuras decisiones políticas, fiscales y sobre gastos. El contrato social básico entre los Gobiernos y los ciudadanos cambia continuamente y, por lo tanto, hay una mayor necesidad de transparencia y rendición de cuentas para que los ciudadanos puedan entender la forma en que se gestionan y gastan los fondos públicos[6], la forma en que se toman las decisiones y el porqué, y las pruebas y la información que respaldan las decisiones.

Para garantizar que los Gobiernos y las entidades del sector público de todo el mundo tomen decisiones informadas para las personas, el planeta y la economía, necesitan una gobernanza y una gestión de las finanzas públicas (PFM) sólidas. La profesión contable, las organizaciones de profesionales de la contabilidad (PAO) y las personas tienen un importante papel que desempeñar en respaldo a una PFM adecuada y un sector público eficaz. Al trabajar juntos, el sector público y la profesión contable pueden ayudar a conseguir un futuro más sostenible, inclusivo y próspero. 

 

1. Gobernanza y gestión de las finanzas públicas sólidas

Para gestionar los recursos públicos de manera eficaz y eficiente, los Gobiernos necesitan una gobernanza y un sistema de PFM sólidos, que permitan el seguimiento del uso de los recursos y la asignación adecuada de estos en función de los objetivos de las políticas públicas. Los Gobiernos deben esforzarse por conseguir los mejores resultados con los recursos que tienen, maximizando la eficiencia en la prestación de servicios públicos mientras minimizan las pérdidas por despilfarro, fraude o corrupción. Los Gobiernos enfrentan numerosas prioridades contrapuestas y necesitan información financiera y no financiera confiable para tomar decisiones informadas y basadas en datos sobre las áreas prioritarias de gasto e inversión. Para mejorar la rendición de cuentas de los Gobiernos en la toma de decisiones se requieren altos niveles de transparencia.

 
  • La buena gobernanza en el sector público es fundamental para garantizar que las entidades del sector público logren los resultados previstos mientras actúan en favor del interés público en todo momento[7].
  • Es necesario abordar las variaciones globales, ya que la solidez de los marcos de gobernanza y los sistemas y procesos de PFM varía mucho, y existe una necesidad de mejoras en la mayoría de las jurisdicciones[8].  La instauración de una base de disciplina financiera y control interno en todas las entidades del sector público sigue siendo una prioridad clave para la mayoría de las jurisdicciones. La IFAC considera que lograr la reforma de la PFM depende básicamente de lo siguiente:
    • Compromiso de los líderes políticos y la alta dirección de las entidades del sector público, con el apoyo de un plan de gestión del cambio.
    • Personas con formación y habilidades en entidades del Gobierno y del sector público, desde el nivel inicial hasta los puestos de liderazgo superior. La profesión contable, con su fuerte base ética, tiene un papel importante que desempeñar en el apoyo del profesionalismo de las finanzas públicas y en el fomento del comportamiento ético en las entidades del sector público. (Consulte la siguiente sección: La profesión contable en el sector público).
    • Un marco de PFM completo, sólido y basado en principios[9] respaldado por un sistema de información de gestión financiera integrado.  Puede ser necesario un enfoque gradual[10] de la reforma de la PFM para contemplar mejor el contexto local, establecer objetivos alcanzables y hacer mejoras progresivas a medida que se refuerza la capacidad.
  • Son fundamentales para una sólida PFM las normas contables del sector público de alta calidad a nivel mundial, ya que desempeñan un papel significativo en el apoyo de la transparencia y la comparabilidad del sector público, la rendición de cuentas y la toma de decisiones. La IFAC promueve firmemente la adopción y aplicación[11] de la contabilidad de acumulación, en particular las Normas Contables Internacionales del Sector Público (IPSAS)[12] de base contable de acumulación. 
 
 
  • La contabilidad de acumulación requiere fuertes controles internos, procesos y registros, garantiza que los activos y los pasivos del sector público se reconozcan y se valoren adecuadamente, y mejora la capacidad de su gestión. En el caso de los activos, esto incluye un mejor mantenimiento, políticas de sustitución más apropiadas, identificación y eliminación de los excedentes de activos, y una mejor comprensión del efecto del uso de los activos fijos en la prestación de servicios. El registro confiable de todos los pasivos ayuda a garantizar una gestión adecuada de los reembolsos y la ampliación, de manera tal que los Gobiernos puedan cumplir con sus obligaciones a medida que se vayan venciendo y comprendan hasta qué punto pueden permitirse nuevos programas y servicios.
  • La implementación de la contabilidad de acumulación debe formar parte de un programa más amplio de reforma de la PFM en lugar de ser el objetivo final. Debe ser un medio para respaldar una serie de otros objetivos, como el de mejorar la transparencia y el desempeño del Gobierno, el de minimizar las oportunidades de fraude y corrupción[13], y el de gestionar de manera más eficaz los activos y los pasivos del sector público[14]. La IFAC considera que, para maximizar los beneficios de pasar a la contabilidad de acumulación, la misma información basada en dicho principio debería utilizarse para la mayor cantidad posible de fines, incluidos la gestión macroeconómica y el control presupuestario[15]
  • El gasto del sector público puede ser susceptible al despilfarro, el fraude y la corrupción[16]La IFAC considera que para minimizar este riesgo es necesario que la alta dirección incorpore sistemas sólidos, un entorno de control interno fuerte y una presentación de informes de alta calidad, todo respaldado por las Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS)[17] con la capacidad, los recursos y la independencia para ayudar a fortalecer las entidades del sector público, al confirmar el funcionamiento eficaz de los controles, identificar el despilfarro y sugerir formas en las que el Gobierno puede funcionar mejor. Para ser eficaces, las EFS deben contar con la financiación y el personal adecuados, así como con la independencia necesaria para cumplir eficazmente con sus mandatos, realizando tanto auditorías financieras (de conformidad con las Normas Internacionales de Auditoría) como encargos que proporcionan un grado de seguridad de rendimiento y cumplimiento, lo cual es esencial para generar confianza en la información que las entidades del sector público proporcionan a las partes interesadas. La profesión de auditor en el sector privado puede apoyar a las EFS en el desarrollo de capacidades, ayudando a acrecentar las competencias, el conocimiento y la experiencia de los auditores del sector público[18].
 

1. En este documento se utiliza la definición de sector público del Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSASB): Las entidades del sector público incluyen Gobiernos nacionales, regionales (por ejemplo, estatales, provinciales o territoriales) y locales (por ejemplo, de ciudad o de pueblo) y las entidades que los componen (por ejemplo, departamentos, agencias, consejos y comisiones). Esta definición no hace referencia a las empresas estatales (SoE) ni a entidades comerciales similares.  

2. En referencia a los países que utilizan tasas impositivas preferenciales como ventaja competitiva, tanto la competencia fiscal "aceptable" como la "perjudicial"

3. Edelman Trust Barometer 2021: El Gobierno era la institución que más confianza generaba en mayo de 2020, luego perdió su liderazgo 6 meses después y ahora es menos confiable que las empresas y las ONG.

4. The Role of the Global Accountancy Profession in Addressing 21st Century Public Sector Challenges (El papel de la profesión contable mundial para abordar los desafíos del sector público del siglo XXI) 

5. Instituto de Contadores Colegiados en Inglaterra y Gales (ICAEW)/PwC: Intergenerational fairness (Equidad intergeneracional) "El desafío actual de la política intergeneracional abarca desde el empleo hasta los asuntos sociales y la atención médica, y desde la educación y las infraestructuras hasta las pensiones. Abarca tanto los pasivos financieros como los no financieros, por ejemplo, en forma de ‘deuda medioambiental’ que dejamos para las próximas generaciones".

6. Un ejemplo de enfoque: la Open Government Partnership (OGP) promueve y apoya la importancia de la transparencia gubernamental para los ciudadanos, asegurándose de que las organizaciones de la sociedad civil o la participación directa de los ciudadanos tengan un papel en la formación y la supervisión de los Gobiernos.

7. International Framework: Good Governance in the Public Sector (Marco internacional: buena gobernanza en el sector público) de la Federación Internacional de Contadores (IFAC) y el Instituto Colegiado Finanzas Públicas y Contabilidad (CIPFA)

8. Gasto Público y Responsabilidad Financiera (PEFA): 2020 Global Report on Public Financial Management (Informe mundial 2020 sobre la gestión de las finanzas públicas) 

9. Algunos ejemplos incluyen el enfoque integral de sistemas del CIPFA, el marco de PFM del PEFA y  los ocho elementos clave del éxito de la PFM de la Confederación de Contadores de Asia y el Pacífico (CAPA).

10. Public Finance Focus: Challenges to successful PFM reform (Desafíos para el éxito de la reforma de la PFM) 

11. La aplicación exitosa de estas normas es una tarea compleja, que requiere muchos recursos y en la que intervienen múltiples partes interesadas, por lo que requiere especialización y una infraestructura adecuada. Para respaldar las mejores prácticas en África, la Federación Panafricana de Contadores (PAFA) ha publicado guías sobre enfoques prácticos: International Public Sector Accounting Standards (IPSAS) Implementation Road Map for Africa (Normas Contables Internacionales del Sector Público [IPSAS] Implementación de un mapa de ruta para África)

12. Aunque la transición mundial a la contabilidad de acumulación ha recibido un impulso positivo, la plena aplicación de las IPSAS sigue siendo una tarea a largo plazo para muchos Gobiernos. Para estos, alentamos el uso de la herramienta de evaluación de la intervención COVID-19 como una forma inmediata de evaluar los impactos financieros de las iniciativas políticas actuales y previstas. Esta herramienta puede utilizarse independientemente del lugar en el que se encuentre una jurisdicción en el camino a la base contable de acumulación total.

13. El grupo de trabajo de Integridad y Cumplimiento del B20, por ejemplo, reconoció esto recientemente en sus recomendaciones de 2020 para el G20: El B20 también reconoce que existe un vínculo entre la contratación pública, la contabilidad del sector público y la corrupción, y que la implementación de normas de contabilidad de acumulación de alta calidad en el sector público lleva a una menor incidencia de la corrupción. Por lo tanto, el B20 hace un llamamiento adicional a los miembros del G20 para que lideren la implementación a nivel mundial de la contabilidad de acumulación en el sector público y, en particular, las Normas Contables Internacionales del Sector Público.

14. Schools without Students. Wells without Water. (Pensionistas sin pensiones. Escuelas sin alumnos. Pozos sin agua.) | IFAC/Asociación de Contadores Certificados Colegiados (ACCA)Pensioners without Pensions.

15. IFAC/ACCA: Is Cash Still King? (¿El dinero en efectivo sigue siendo el rey?) Los expertos en el tema entrevistados para esta investigación sostienen que la aplicación sistemática de una base contable de acumulación (o devengo) en todo el sistema de PFM representa ventajas para los Gobiernos. Apoyan firmemente este enfoque por producir información valiosa y útil para la toma de decisiones de los Gobiernos.

16. Las consecuencias de la corrupción son importantes y generalizadas, desde los costes directos para las personas y la sociedad, hasta el fomento de comportamientos delictivos y el debilitamiento de la confianza en las instituciones.  Basados en un sólido código ético, los profesionales de la contabilidad de todo el mundo desempeñan un papel fundamental en la lucha contra la corrupción:  Fighting Corruption and Money Laundering (Lucha contra la corrupción y el blanqueo de dinero) | IFAC.  Consulte también la serie Anti-Money Laundering: The Basics (Lucha contra el blanqueo de dinero: Conceptos básicos) de la IFAC y el ICAEW. 

17. La Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI) ha desarrollado un amplio conjunto de declaraciones profesionales para las EFS junto con una serie de directrices, herramientas y modelos que apoyan el desarrollo de las EFS. 

18. En el desarrollo de la capacidad institucional de las EFS (y, como resultado, de la capacidad de las personas), un programa de intercambio de personal entre las EFS, así como entre las EFS y las firmas de auditoría del sector privado que participan en auditorías del sector público, puede ser útil como medio para acrecentar las competencias del personal de las EFS con respecto a la auditoría de estados financieros basados en la acumulación, y para ofrecer un intercambio de conocimientos entre los diferentes auditores. Por otra parte, la subcontratación de firmas de auditoría del sector privado para la realización de la totalidad o parte de las auditorías del sector público puede contribuir a aportar conocimientos especializados a las auditorías cuando estos conocimientos no están presentes en el organismo auditor del sector público. También puede garantizar que los organismos auditores del sector público mantengan sus metodologías de auditoría en línea con las mejores prácticas del sector privado.

Thank you for your interest in our publications. These valuable works are the product of substantial time, effort and resources, which you acknowledge by accepting the following terms of use. You may not reproduce, store, transmit in any form or by any means, with the exception of non-commercial use (e.g., professional and personal reference and research work), translate, modify or create derivative works or adaptations based on such publications, or any part thereof, without the prior written permission of IFAC.

Our reproduction and translation policies, as well as our online permission request and inquiry system, are accessible on the Permissions Information web page.

For additional information, please read our website Terms of Use. ALL RIGHTS RESERVED.

Agree