El covid deja claro por qué tenemos que mejorar la entrega de información empresarial

Kevin Dancey | May 13, 2020 |

Available Languages: English | Spanish

La crisis del covid es una crisis humana. Sus impactos son de amplio alcance y se sienten profundamente. Y, a medida que los países sortean las emergencias económicas y de salud pública simultáneas, la pandemia está demostrando claramente en qué medida la interrupción de actividades por desastres puede tener grandes impactos sociales y económicos.

Tras esta crisis, habrá lecciones para cada segmento de la economía. La IFAC, como organismo global de la profesión contable, debe entender lo que podemos aprender ahora con el fin de prepararnos mejor para el futuro.

Un aspecto al que hago alusión una y otra vez es la entrega de información empresarial. Después de meses de cese de actividades económicas, la época de informes sobre utilidades empresariales en Estados Unidos la tenemos a la vuelta de la esquina y los impactos financieros de la crisis se están haciendo más evidentes todos los días. Teniendo en cuenta que muchas empresas no están en capacidad de dar orientación para trimestres futuros, debemos preguntarnos a nosotros mismos si las actuales prácticas de entrega de información empresarial son adecuadas para sus fines en medio de un mundo incierto.

Esta pregunta debería obligarnos a todos a redefinir la protección y la creación de valor. Esto lo veo en mi propia organización. En calidad de director ejecutivo, tengo que analizar la forma de proteger a los empleados y a la comunidad, mientras logro amoldar la organización y encontrar la senda hacia la capacidad de adaptación y resistencia. A la hora de tomar decisiones, estoy teniendo en cuenta nuestro balance general, nuestros activos estratégicos y la forma en que podemos tener un impacto positivo en nuestras partes interesadas importantes y en la sociedad.

A medida que los factores financieros y no financieros se unen para sentar las bases de la toma de decisiones, también debería fusionarse la información en los procesos de entrega de información empresarial con el fin de ofrecer un panorama completo de la creación de valor a las partes interesadas. Esto es todavía más importante dado el impacto global del covid. Los contadores, en alianza con las empresas que ellos atienden, deben ser capaces de entregar información que dé un panorama integral del valor futuro y actual de una empresa: un panorama que sea sólido por derecho propio y comparable en relación con el escenario global.

Este no es un tema de conversación nuevo, pero se hace todavía más urgente dada la incertidumbre que se nos avecina. En los últimos diez años, el entorno de la información empresarial se ha convertido en un mosaico de procesos de información a revelar obligatorios y voluntarios y de desintegración reglamentaria. Es demasiado complejo y costoso. Empero, es importante tener presente cuán vitales han sido las normas internacionales de contabilidad para el grado de desarrollo de la información financiera y de los mercados de capital. Ahora, tenemos que evolucionar de nuevo con el fin de desarrollar normas globales de alta calidad para la información relacionada con todos los aspectos de la creación de valor.

Como punto de partida, necesitamos un marco conceptual ampliamente acordado para la entrega de información empresarial que aborde toda la información relacionada con la forma en que una empresa crea valor y tiene impacto en la sociedad. Creo que el Marco Internacional de Información Integrada puede ser el fundamento de lo anterior cuando se combine con los principios importantes de otras guías voluntarias, tales como las recomendaciones del TCFD (Grupo de Trabajo en Información a Revelar sobre Riesgos Financieros referentes al Cambio Climático, por sus siglas en inglés), y cuando se complementen los marcos y las normas existentes sobre entrega de información, tales como las NIIF o los PCGA de los Estados Unidos.

Sin embargo, un marco por sí solo no será suficiente para lograr una entrega de información empresarial pertinente, confiable y comparable. Las correspondientes organizaciones tienen que unirse en torno a la información a revelar y las mediciones de las mejores prácticas. Tenemos que trabajar con el fin de desarrollar normas de alta calidad y ampliamente acordadas.

La reunión del IIRC (Consejo Internacional de Información Integrada, por sus siglas en inglés), que se llevó a cabo en abril, trajo a colación dicho tema. Centró la atención de todas las partes interesadas —importantes dentro del universo de la entrega de información empresarial— en la concordancia, la armonización y la convergencia hacia unas normas mundialmente reconocidas para la información sobre asuntos ambientales, sociales y de gobernanza. Estos temas de conversación tendrán continuidad, en parte, por intermedio de la revisión del Marco Internacional de Información Integrada. La revisión ofrece la oportunidad de mejorar el Marco de <IR> y de posicionarlo como el fundamento para unas prácticas de entrega de información empresarial internacional e integral. Invito a todas las partes interesadas a que expresen sus opiniones durante el periodo de consulta.

A medida que entramos en una nueva década, se puede decir, sin temor a equivocarse, que estamos enfrentando nuevos retos duraderos. Ahora más que nunca, necesitamos normas de información empresarial globales que sean adecuadas para estos tiempos.

Debemos aceptar esta “nueva normalidad” y buscar oportunidades para tener mayor capacidad de adaptación y resistencia. Mejorar la entrega de información empresarial es una oportunidad tal.

“Este documento titulado “El covid deja claro por qué tenemos que mejorar la entrega de información empresarial” que la International Federation of Accountants (IFAC) publicó en inglés en mayo de 2020, lo ha traducido al español el Instituto Nacional de Contadores Públicos de Colombia (INCP) en julio de 2020 y se utiliza con permiso de la IFAC. El texto aprobado de todas las publicaciones de la IFAC es aquel que la IFAC publique en lengua inglesa. La IFAC no asume responsabilidad por la exactitud y completitud de la traducción ni por ninguna medida que se tome como consecuencia de lo anterior.

Texto en inglés del documento titulado “El covid deja claro por qué tenemos que mejorar la entrega de información empresarial” © 2020 cuyo autor es la IFAC. Todos los derechos reservados.

Texto en español del documento titulado “El covid deja claro por qué tenemos que mejorar la entrega de información empresarial” © 2020 cuyo autor es la IFAC. Todos los derechos reservados.

Título original: “COVID Makes Clear Why We Need to Improve Corporate Reporting”.

Póngase en contacto con Permissions@ifac.org con el fin de solicitar permiso para reproducir, almacenar, transmitir o darle otros usos similares a este documento”.

 

Kevin Dancey

Kevin Dancey

Chief Executive Officer, IFAC

Kevin Dancey, CM, FCPA, FCA became IFAC’s Chief Executive Officer in January 2019. Mr. Dancey has a long history of leadership in the accountancy profession as well as in public service. As Canadian Institute of Chartered Accountants President and CEO, Mr. Dancey led the Canadian accountancy profession’s unification, becoming CPA Canada’s first President and CEO after the merger. His experience also includes serving as the Assistant Deputy Minister, Tax Policy, at Finance Canada (1993-1995), on the Canadian Auditor General Panel of Senior Advisors (2006-2015) and as an Auditing and Assurance Standards Oversight Committee member (2017-2018) and CCAF-FCVI Inc. board member (2008-2013). Mr. Dancey’s international accountancy experience includes the Public Interest Oversight Board (2017-2018), the IFAC board (2006-2012) and the Global Accounting Alliance (2006-2016), where he was also Chair from 2008 to 2012. Prior to joining the Canadian Institute of Chartered Accountants, Mr. Dancey was PwC’s Canadian Senior Partner and CEO and was a PwC Global Leadership Team member from 2001-2005. He was national tax practice leader for Coopers & Lybrand before the merger with Pricewaterhouse. Mr. Dancey currently chairs Finance Canada’s Departmental Audit Committee and is on the Advisory Board of the CPA Canada Martin Family Initiative, which mentors Canadian indigenous youth, having previously served as the National Coordinator for the program. He is also a Senior Fellow at the CD Howe Institute, a Canadian research institute dedicated to raising living standards through economically sound public policies. Mr. Dancey is a Fellow at CPA Ontario, where he first qualified, and a member of CPA Canada. He holds a Bachelor of Arts (Hon.) in Mathematics & Economics from McMaster University (Canada). See more by Kevin Dancey

  

Join the Conversation

To leave a comment below, login or register with IFAC.org

 

Thank you for your interest in our publications. These valuable works are the product of substantial time, effort and resources, which you acknowledge by accepting the following terms of use. You may not reproduce, store, transmit in any form or by any means, with the exception of non-commercial use (e.g., professional and personal reference and research work), translate, modify or create derivative works or adaptations based on such publications, or any part thereof, without the prior written permission of IFAC.

Our reproduction and translation policies, as well as our online permission request and inquiry system, are accessible on the Permissions Information web page.

For additional information, please read our website Terms of Use. ALL RIGHTS RESERVED.

Agree